Menu
Bienestar / Conciliación familiar / Planes de familia

Vacaciones en familia una oportunidad de conocernos mejor y de crear recuerdos únicos

Cuando se acercan las vacaciones de verano nos surgen sentimientos encontrados e incluso con vértigo a la hora de planificar las vacaciones en familia. Además, con la Covid-19 todo se ha complicado más aún. Encontrar el equilibrio con el ocio, la seguridad, el bienestar y volver a casa todos más unidos, sin duda no se refiere a una misión de fácil cumplimiento. Creemos que es necesario tomarnos un tiempo de reflexión para tomar las decisiones adecuadas y garantizarnos un plan inolvidable.

Algunos consejos de como estar enfocado a tener unas vacaciones inolvidables:

  1. Pensar sobre las vacaciones con tiempo de antelación nos ayudará a tomar decisiones más acordes a nuestra realidad. Intentar planear las vacaciones al menos con tres meses de anticipación nos ayudará a buscar más y mejores oportunidades.
  2. Conocer el presupuesto familiar nos permitirá adelantarnos a dos importantes premisas. Por un lado, tomar decisiones realistas a nuestra economía. Por otro lado, evitar endeudarnos para hacer unas vacaciones que no nos podemos permitir. Gastar un dinero que no tenemos para salir de vacaciones nos convertirá en esclavos crediticios de las entidades bancarias. Esto nos llevará a sufrir depresión post vacacional, y es precisamente, todo lo contrario a lo que deben ser unas vacaciones inolvidables.
  3. No existe un único modelo de familia, puesto que existen tantos como personas. Nuestra familia es única y valiosa. Puede ser diversa y atípica, pero es la familia que hemos elegido atendiendo a nuestras propias circunstancias. Podemos incluir a nuestras mascotas en nuestro plan de viaje. Para ello existen cada vez más agencias que nos pueden asesorar en nuestros planes de viaje, o de vacaciones en general, así que no temas en pedir ayuda si la necesitas. Pedir ayuda no es una debilidad es utilizar el tiempo de forma eficiente y enfocarnos al gran objetivo, unas vacaciones en familia.
  4. Hacer un sondeo familiar previo sobre las vacaciones nos aportará consenso y sentimiento de pertenencia. Si todos se sienten incluidos en el plan es más probable que garanticemos el éxito e incluso el margen de error. Todos unidos en el plan de viaje: antes, durante y después en las decisiones nos dará mayor fuerza como familia.
  5. Hacer planes durante el viaje adaptados a los gustos de cada uno de los miembros de la familia, creará empatía, complicidad y conocernos mejor. Es necesario que sepamos que el sacrificio no es algo negativo cuando se hace desde el amor y el respeto a la diversidad de los gustos. Muchas veces las prisas del día a día nos convierten en perfectos íntimos desconocidos. Las vacaciones en familia puede ser la mejor excusa para conocernos más y mejor, y compartir tiempo de calidad.
  6. No debemos caer en la tentación de tener unas expectativas demasiado altas. Debemos sentirnos cómodos, serenos y dejar fluir acontecimientos. Los tiempos de cada miembro son diferentes, pero también deben ser flexibles. Adaptarnos como clan no es fácil, pero vale la pena intentarlo. Quizás no sean las vacaciones que hemos idealizado, pero incluso pueden ser mejores, nos pueden ayudar a utilizar las debilidades y amenazas, como oportunidades y fortalezas. Todo dependerá de la generosidad y la paciencia que le pongamos, así que no escatimes en ponerle ganas.

«No importa lo que pase, viajar de vacaciones te da una historia que contar».

– Equipo EurekaLife

7. Después del plan de vacaciones en familia es bueno hacer una reflexión conjunta. Comentar y compartir lo que más no ha gustado, y lo que no nos ha gustado, tener un diálogo fluido nos ayudará a mejorar para planes futuros. Evitar que se enconen situaciones o malentendidos nos llevarán a tener relaciones más sanas y fuertes.

Las vacaciones pueden ser una pesadilla o una construcción creativa y amorosa de crear recuerdos en familia. Si somos capaces de darles valor, cariño y tiempo de calidad a la organización de los planes, serán más los aspectos positivos que los negativos. Por lo menos lo intentaremos y esto ya será un paso más a ocuparnos de nuestra familia.