Menu
Bienestar / Planes de familia

La Navidad basada en compartir vida en Familia

Puede que esté sea uno de los años más amargos por los contagios debidos a la Covid-19, muchas familias separadas, otras unidas por cuarentena u otras que por suerte están sanos y juntos. Y este 27 de diciembre después de dos fechas tan señaladas tenemos una pregunta común… ¿como afrontar esta Navidad?
La Navidad es una celebración religiosa, por lo que se basa en tener fe. También son momentos de reuniones y estar rodeado de personas queridas. Sin embargo, la familia es un sentimiento, un estado de vida, y también un espacio liberador que no nos debe atar a nada que no nos aporte tranquilidad, bienestar y momentos memorables.
Más allá de estas fechas continúa la vida con la misma rutina de siempre. La familia sigue siendo la misma de siempre. Por este motivo estas fechas nos sirven para compartir con los aspectos positivos y negativos. Puede ser un buen momento para limar asperezas y para disfrutar de lo positivo. Es un buen para profundizar y conocernos mejor.
No existen familias «perfectas» tampoco navidades «perfectas» y a partir de la imperfección y de la diversidad tenemos que construir nuestra Navidad, nuestra familia.  Tenemos que hacerlo con generosidad,  respeto y mucho amor.

“Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla conmigo durante todo el año” (Charles Dickens)

Miremos a un horizonte amplio más allá de la pandemia, más allá de la Navidad. Todo esto pasará. Nos debemos quedar con lo positivo. Reinventarnos. Avanzar. Sobre todo vivir el presente desde el agradecimiento. Desproveernos del pasado negativo que no nos deja avanzar. Focalizarnos a nuestras metas propias y compartirlas con la familia que tenemos. Lo demás solo se trata de vivir y compartir vida cada día elevándonos a una Navidad más allá de estas fechas.