Menu
Activismo / Aliados EurekaLife

La gran familia que emerge del océano: Francis Pérez

Podríamos decir que la familia nace de lazos de sangre únicamente, pero realmente no es cierto. La familia como la sociedad se transforma con los tiempos. La familia es un vínculo que se fortalece con el afecto sincero, con el apoyo incondicional. En este sentido, con la pandemia hemos experimentado la importancia más que nunca en los últimos tiempos precisamente del apoyo de las familias. También nos hemos dado cuenta de que la familia en ocasiones no siempre es lo que esperamos. Por ello la construcción sobre la familia es cada vez más amplia, heterogénea. A pesar de la familia tradicional, la que elegimos, la que integramos tenemos que dar un paso más allá, la familia es un destino, el lugar donde quieres estar cuando se apaga la luz. Precisamente el protagonista de nuestro artículo tiene interiorizado un sentimiento de familia más amplio e inclusivo, el amor por los fondos marinos.

«El agua y la tierra, los dos fluidos esenciales de los que depende la vida, se han convertido en latas globales de basura» (Jacques Cousteau)

 

Francis Pérez encuentra en el fondo del mar la gran familia a la que quiere cuidar, a la que quiere fotografiar desde el respeto, a la que quiere sentir desde el más exquisito amor. Su amor por el mar es infinito y a la vez generoso, y por ello su vocación la pone al servicio de la gran familia que emerge del océano, para crear conciencia en las personas. Esta conciencia es para que entendamos que debemos protegerlo y a la vez disfrutarlo desde el «maqondana» a los seres vivos que habitan en él, se refiere con respeto según la lengua zulú. Este «maqondana» se extiende igualmente a todo el ecosistema vegetal que como vergel da sostén a toda la hermosa e infinita vida acuática.

Conoce más a Francis Pérez

Francis Pérez, nació en el Puerto de la Cruz, Tenerife, licenciado en económicas por la Universidad de La Laguna y fotógrafo submarino de vocación. Se inicia en el buceo en el año 1994, sin embargo, no se inicia en la fotografía submarina hasta el 2001. Amante y defensor del mar a ultranza, llevando con elogios internacionales un estilo propio que podríamos definir como “el hombre que se mimetiza con el fondo marino”, obteniendo como resultado fotografías de una belleza aplastante a la vez sublimes.

La dilatada trayectoria de Francis Pérez junto con los premios y reconocimientos a nivel local, nacional e internacional le da una credibilidad incuestionable, y por ello su abrumadora afirmación de que hemos convertido el mar en un basurero, nos tiene que hacer reflexionar. Todo lo que desechamos y acaba en el mar, está en el fondo en forma de plástico y esto se convierte en un grave problema. En este sentido, algunas de las problemáticas que afectan a los fondos marinos es la presión urbanística, la modificación del litoral sin control, la contaminación por plásticos y aguas residuales o las actividades turísticas no reguladas como el avistamiento de cetáceos, todo ello está desequilibrando el ecosistema marino, y necesita de una urgente regulación que sea eficaz e inmediata.

Francis Pérez fotógrafo submarino

Desde luego que esta nefasta realidad la podemos cambiar desde el compromiso individual, el social y el institucional. Para ello tenemos que abandonar comportamientos irresponsables e inconscientes. Tomar conciencia y abandonar la postura de vivir a espaldas al mar, es sin duda un camino que podrá no ser fácil, pero desde luego no es imposible.

Categoría Nature, primer premio (Singles) otorgado a Francis Pérez 

Tortuga Boba fotografía hecha por Francis Pérez premiada con la Categoría Nature, primer premio (Singles)

Una tortuga boba nada enredada en una red de pesca abandonada fuera de la costa de Tenerife, en las Islas Canarias, en la región del Atlántico Nororiental.

Francis Pérez quizás no sabía cuánto cambiaría su vida esta fotografía, sin embargo, aquella mirada de la tortuga boba directa a su objetivo, sin duda, fue una señal clara. El reconocimiento llegaría después como una consecuencia natural. Algunos acontecimientos en la vida de un hombre se convierten en memorables no cuando los recuerda sino cuando los sientes muy profundamente y sabe que suponen un hito en su vida, es así como lo sintió el fotógrafo submarino, Francis Pérez.

“El agua estaba excepcionalmente clara y la tortuga marina estaba cara a cara frente a mí: la fotografía es como una flecha que se clava directamente en el corazón del que la mira”. – Francis Pérez, fotógrafo submarino.

Los ODS, el 14 Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Necesitamos comprometernos con el ODS 14 ya que los océanos son el punto en el que se unen el planeta, las personas y la prosperidad, y en eso consiste el desarrollo sostenible: en que todas las personas que lo habitamos, como responsables directos de la conservación de la Tierra, reconozcamos la responsabilidad que tenemos con el planeta en general, con las personas y los océanos, que son su fuerza vital, habita, y actuemos de forma decidida e inmediata.

Los océanos son la característica más preponderante del planeta, ya que cubren casi tres cuartas partes de la Tierra podríamos definirlo como el planeta azul. Los océanos son esenciales para la supervivencia del planeta y de todo lo que lo integra. Del mismo modo que una persona no puede vivir sin un corazón y unos pulmones sanos, la Tierra no puede sobrevivir sin unos océanos y mares saludables.

Para ello tomemos como inspiración las fotografías de Francis Pérez para visualizar la necesidad de comprometernos y ser proactivos en nuestro compromiso.