padre en terapia familiar hablando de su familia
Psicología familiar

Terapia familiar ¿cuándo es necesaria y para qué sirve?

La vida en familia está llena de momentos agradables con los nuestros. Todos los paseos, esos juegos que inventan los más pequeños de la casa o las noches llenas de risas en las que compartimos peli y palomitas, pueden convertirse en una terapia familiar que mejore nuestra unión

Aunque hay que admitir que, a veces, algunos momentos y situaciones se nos hacen un poco más cuesta arriba. La rutina, compaginar llevar la casa y el trabajo, el colegio de los niños y sus miles de tareas escolares. Llega el final del día y el agotamiento te puede ¿verdad? Una sensación que no sólo influye en ti, también en tu entorno.

Cuando vivimos dentro de un núcleo familiar, nuestros sentimientos y malestares se trasladan muy fácilmente a los que queremos. Aprender a manejar las emociones es un trabajo que se puede desarrollar tanto a nivel individual como en familia.

Hay muchas cuestiones que podemos solucionar sin ayuda, pero en otras, es bueno saber que podemos contar con el apoyo de profesionales que nos hagan menos complicado el camino. 

¿Qué es la terapia familiar?

Este tipo de terapia psicológica está orientada a conseguir que los miembros de la familia mejoren su comunicación. A través de técnicas y aprendizajes educativos, las sesiones se van adaptando a las necesidades individuales para conseguir resultados que beneficien a todos.

Es una opción muy útil a la hora de aprender a resolver conflictos, lidiar con las pequeñas tensiones entre padres e hijos e incluso mejorar la relación entre hermanos de distintas edades.

Existen profesionales de psicología especializados en este tipo de cuestiones intrafamiliares que aplican y enseñan técnicas, herramientas y procesos para mejorar la situación que tu familia está viviendo. 

¿Cuándo ir a terapia familiar?

Cada unidad familiar tiene sus propias características y se enfrentan a situaciones que pueden incrementar los niveles de estrés o malestar. Poco a poco, vamos eliminando la creencia de que hay que acudir al psicólogo si “estás mal”.

En la sociedad actual el cuidado de la salud mental va ganando el espacio y el reconocimiento que se merece. Admitir que las cosas no van tan bien como nos gustaría, es un primer paso para empezar a trabajar. La clave está en no centrarnos en aquello que no funciona desde una visión negativa, si no en analizar, los aspectos que podrían mejorarse y pensar en cómo nos ayudaría conseguirlo. 

Además, este tipo de sesiones son muy útiles si estáis pasando por un proceso complicado como puede ser la enfermedad de uno de los tuyos. En este tipo de casos, saber que tienes a tu disposición a alguien para que os acompañe y aconseje, puede ser un gran alivio. No es necesario cargar en soledad con toda la responsabilidad y la carga mental que conlleva ver a alguien que quieres pasarlo mal.

Un psicólogo de familia, os ayudará a elegir la opción más adecuada que puede incluir sesiones individualizadas y grupales. Poco a poco, y gracias al apoyo de un profesional que tiene las herramientas necesarias para ayudaros, encontraréis soluciones que os permitan seguir creciendo.

En las sesiones trabajaréis temas que sean relevantes para vuestro contexto familiar y que se centrarán en aquellas situaciones que provoquen estrés, dolor, ira…también servirán para mejorar la comunicación y enfrentaros de una forma más asertiva a los conflictos. 

¿Qué se puede trabajar en una terapia familiar?

  • Analizar los comportamientos de cada miembro de la familia y cómo están influyendo en el resto.
  • Identificar emociones e interiorizar claves para una gestión efectiva de las mismas. 
  • Comprender la raíz de los conflictos y descubrir herramientas para resolverlos. 
  • Mejorar la comunicación y las habilidades para exponer claramente las ideas y sentimientos de cada uno.
  • Identificar fortalezas y debilidades de cada miembro, para poder apoyarse en el resto de la familia y trabajar en objetivos comunes. 

¿Cuál es la importancia de la terapia familiar?

El principal foco de este proceso terapéutico son las relaciones que existen entre los miembros de una familia para reforzarlas y conseguir vínculos más sólidos y, sobre todo, sanos. Es una elección muy importante que os permitirá involucraros en cuestiones que os afectan y que ahora pueden parecer todo un mundo. Pero que, gracias a un plan de ruta claro y con objetivos concretos, se harán mucho más llevaderas. 

El contenido trabajado durante las sesiones dependerá de tu situación familiar. Los amigos, familiares y conocidos pueden darnos consejos que nos ayuden en un determinado momento. Pero un buen terapeuta no te dará las respuestas que quieres escuchar, te enseñará el camino y las herramientas para que sepas cómo enfrentarte a esas situaciones incluso cuando hayas dejado de acudir a terapia. 

Para tus hijos será muy beneficioso identificar sus emociones y aprender a trabajar para gestionarlas de una forma adecuada. Esto les ayudará no solo en casa, también en sus relaciones con amigos, en el ámbito escolar y sentará las bases para que en el futuro puedan enfrentarse a retos similares a los que componen ahora tu día a día. 

La terapia familiar suele ser a corto plazo aunque dependerá de la situación concreta y las necesidades que tengáis. Es recomendable que te dejes aconsejar y guiar por tu terapeuta y confíes en su criterio para poder acudir a todas las sesiones necesarias. 

¿Qué hay que tener en cuenta antes de ir a terapia familiar?

Antes de elegir un psicólogo familiar, puedes consultar más sobre su experiencia, trayectoria y especialidad. Antes de programar las sesiones considera todos aquellos aspectos que deben cuadrar para que podáis asistir todos como horarios, necesidades de cada uno, etc.

Así, cuando te pongas en contacto para empezar, ya tendrás clara vuestra disponibilidad y podéis adaptaros mejor. Un buen terapeuta siempre te informará sobre el coste de las sesiones, la duración y la frecuencia con la que debéis acudir. Pide toda la información que necesites para garantizar que tu elección te hace sentir la seguridad y confianza que necesitas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *