Familia dentro de casa protegidos de covid
Planes en familia

El ocio en familia en un escenario Covid- 19, una crisis o una oportunidad

Desde luego son tiempos difíciles, y quizás no volveremos a ser los mismos, a nivel personal, familiar o social, pero realmente queremos volver a lo de antes, esa huida hacia delante merece una profunda reflexión.

Lo primero que podemos pensar es lo rápido que ha pasado el tiempo, haber estado en casa confinados hace que tengamos la sensación de que nos han robado del calendario un año completo. A pesar del tiempo que llevamos así, surge una duda importante ¿hemos pensado realmente en ello? quizás superficialmente, pero nuevamente las prisas y las ganas de que pase esta tempestad nos mantienen muy ocupados. Por eso ahora más que nunca, es un momento perfecto para dedicar a la reflexión, y aprovechar para hacernos varias preguntas clave.

¿Cómo me siento?, ¿Mis hijos/as que están sintiendo?, ¿Realmente aprenderé alguna lección de este difícil momento?, ¿Pasaré de la teoría a la acción?

Diverse people with negative emoticons using mobile phones

Sin duda, podríamos estar lanzando preguntas al aire de forma casi infinita, pero no ha llegado el momento de dejar de buscar una única respuesta válida, y darnos cuenta que somos en sí mismo la respuesta.  Por varios motivos, pero fundamentalmente porque la vida es demasiado valiosa para perdernos en los recovecos de la inacción por no dedicarnos a lo más importante: vivir.

Por este motivo, nos hemos empeñado en facilitarte algunas claves.

1. Es una gran oportunidad de estimar tu tiempo como si fuera un tesoro de valor incalculable.

Ha llegado el momento, es ahora, no mañana ni en otra ocasión. Párate en medio de la calle, mira a tu alrededor: ¿qué ves? personas que caminan con un rumbo, porque el mundo no se ha parado. Si pudieras poner el off en unos instantes, ¿qué pasaría? nada aparentemente, sin embargo, sí que pasa, tú te necesitas, tu familia también. Además de tu entorno laboral y social. Eres más importante de lo que imaginas, así que no te prives de creerte lo que vales y recordar que debes ser como lo más importante de tu mundo.

2. En familia ¿qué mejor plan?

Nuestro tesoro, la familia, un sentimiento que se sustente en hilos indestructibles de amor por toneladas. Da igual que tu familia sea grande, pequeña, “impuesta”, elegida, perruna, gatuna, o que sientas que tus vecinos, compis de trabajo, son tu familia.

El valor más infinito de la familia, se lo das tú. Y es justo ahí donde merece la pena invertir un tiempo de calidad. Donde sientas la seguridad y la tranquilidad que necesitas. Así que vamos por lápiz y papel y hagamos una montaña de planes para disfrutar en familia, ya habrá tiempo de depurar la check list.

3. Los lunes oportunidad de comenzar los retos, los domingos los disfrutamos para planificarlos en familia.

Podemos organizar retos semanales y lo mejor de todo, hacerlos en familia. Juntos nos apoyaremos para alcanzar, o no, la meta. Eso es lo de menos. Siempre podremos volver a intentarlo. Cada intento, otra oportunidad de levantarnos, pero con la fortaleza de que no lo haces en soledad.

Los domingos después de la tres de la tarde, dejarán de ser una tortura si convertimos la planificación semanal en un juego: menús, deporte, estudios, trabajo, vida social, y ¿por qué no? dejando algún día en blanco para lo que surja.

4. Los regalos más valiosos, los que no se ven.

El mejor regalo, un tiempo de calidad. Para compartir la vida, y sobre todo para fluir.

5. Un plan con los abuelos/as, nuestros facilitadores de sabiduría.

Los abuelos y abuelas… ¡cuánto les debemos! ¿Cuánto les podremos devolver?, quizás no podamos demostrarles lo que les amamos de la forma que nos gustaría. Por eso cada día tenemos la oportunidad de llamarles, compartir recuerdos, hacer planes locos, o enseñarles algo que les parezca imposible: ATRÉVETE. 

6. Momentos para la creatividad: cocinar, bailar, un vídeo en familia en Tik Tok…¡qué divertido!

No hace falta más que tener ganas, así que a disfrutar, la vida se pasa volando, así que volemos y abramos grande las alas. Miremos la vida con ojos de halcón. 

7. Las tareas del colegio, un momento para innovar. 

Nos dijeron que hacer tarea en familia era un momento con tintes de enfado y de morros, pero qué va, esto puede cambiar. Adopta un rol divertido, enséñales a tus hijos/as que las matemáticas son súper divertidas, y que quizás todo esté por descubrir…

Ha llegado el momento, agarra el mapa del tesoro, coge lo justo, y llévate a tu familia a la isla que se llama LIBERTAD, así que no lo dudes más agarra ese tren, ese barco imaginario, y no retrases más vivir con los tesoros de tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *